Las hermosas playas y seductoras caletas de Casma

Kilómetro 347 de la Panamericana Norte. Territorio de Casma. Es hora de empezar a rodar en una 4×4 por el litoral ancashino. La Gramita, es una playa de mar abierto, de arena blanca, fina y tranquila, especial para acampar. Y si prefiere una mejor comodidad, entonces, a pocos metros se levanta el hospedaje Las Aldas, un buen lugar para descansar con vista al Pacífico.

Seguimos por la orilla en dirección al norte -la panamericana es parte del recuerdo- doblegando las imponentes dunas y ensenadas que aterrizan en las Mellizas, un par de playas de piedras unidas por un montículo de arena. Encima de ella, uno casi puede besar el Sol. Simplemente fascinante.

Y así, se puede ir rodando por otras playas vírgenes, que sólo los pescadores las conocen. Y ellos, siempre ellos, los pescadores, han bautizado a estas playas con nombres como El Pedregal, Hueso de Ballena, Catalina, Playa Mansa, El Muerto, Los Litros, Los Lobos, El Guanito, Piedra Gorda, El Bajadón, La Red, La Cruz, El Ciño, y continúa un rosario de espacios de arena que se combinan con olas, roquedales y brisa marina. Lo increíble, es que todas estas playas fascinantes son ignoradas por la gran mayoría, que piensan que el norte es sólo Huanchaco y Máncora.

Así, llegamos a Punta El Huaro, ubicada al pie del cerro Mongón y de una enorme antena que los viajeros toman como punto de referencia. El Huaro es un istmo, es decir, una pequeña lengua de tierra que une a una península con el continente. Pero lo extraordinario del asunto es que cuando sube la marea, el mar interrumpe esta conexión y El Huaro se transforma en una isla. Una maravilla sin parangón en la costa peruana, y con colonias de lobos, delfines y una multitud de aves que hacen de este paraje, algo, realmente especial.

Antes de llegar al balneario de Tortuga se pasa por ensenadas como Quita Calzón, La Punta, La Gramita de Arena y La Gramita de Piedra, dividida por un cerro colorado. En ambas playas se puede disfrutar de un placentero baño, acampar y pescar con arpones en Scuba Dive que se ha diseñado para los amantes de esta práctica bajo el agua. En lontananza se distingue la isla de Tortugas.

Y más al norte, ya casi al expirar el sol, mientras besamos la tarde, despedimos el día sobre las cuestas del mar, sobre cerros hasta llegar a los Chimús y encontrarnos con el kilómetro 409 de la Panamericana Norte (Cruce Samanco-Nepeña), donde termina nuestro recorrido, abrigados de los remansos de San Germán, El Inca, La Arena, Dos Hermanas, Quita Calzón, Huaynuná y Las Salinas. Esta última, es una playa que quita el habla, a veces azul y otras verde.

GUÍA DEL VIAJERO

¿Qué llevar?

Equipo personal de camping (carpa, bolsa de dormir, linterna). Además de ropa ligera para el día y abrigo para la noche, zapatos de trekking, sandalias, bastones, gorra, ropa de baño, protector solar, lentes con protección, agua suficiente.

¿Dónde comer?

Restaurante La Balsa (kilómetro 347 de la Panamericana Norte)

¿Dónde dormir?

Hotel Las Poncianas: T. 998399272/ hotelponcianas@gmail.com/ www.lasponcianashotel.com

Contacto

-“Bastiand Adventure”. T. 994134574 / carlos_bastiand@hotmail.com

– Víctor López Velásquez / T. 943049889  y  043357274, o en esta dirección: Av. Magdalena 208 – Casma.

(Textos: Iván Reyna)

UD. que opina?

¡Compartir es demostrar interés!

error: Contenido con derechos de autor !!