Nuevo medicamento ofrece esperanza a personas con cáncer agresivo.

Un nuevo medicamento tiene el potencial de cambiar la manera en que ciertos tipos de cáncer son tratados.

Científicos en dos firmas de Estados Unidos están trabajando juntos en un nuevo fármaco, oficialmente denominado PF-06647020, que apunta a ciertos tipos de cáncer agresivos que son notablemente difíciles de curar, entre ellos algunos cánceres que afectan a los senos, a los ovarios y los pulmones.

“Esencialmente, tenemos la esperanza de arrancar de raíz el cáncer”, dijo Marc Damelin en Pfizer, una empresa farmacéutica con sede en la ciudad de Nueva York.

Damelin ha estado trabajando en este medicamento junto a Scott Dylla, en AbbVie Stemcentrx, una compañía creada cuando AbbVie, con sede en Illinois, adquirió Stemcentrx, una pequeña firma de biotecnología de California.

“La manera en que hemos diseñado este medicamento es que llegue a la raíz del tumor. Nosotros tenemos la terapia con quimioterapia que esencialmente mata a esas células”, dijo Damelin.

La recaída es común con los tipos agresivos de cáncer, incluyendo el cáncer del seno triple negativo, el cáncer de ovario y el cáncer de pulmón de células no pequeñas, que los hacen difíciles de curar.

‘Un misil guiado’

El medicamento ya ha demostrado ser seguro y eficaz en experimentos con ratones y monos, y las pruebas humanas ya están en curso.

“La terapia es, esencialmente, un misil guiado”, dijo Damelin.

Dylla explicó en AbbVie Stemcentrx que el “misil” es una molécula del anticuerpo que se sujeta a sí misma a una célula cancerosa en elaboración. Dado que los científicos agregaron al anticuerpo un medicamento que combate el cáncer, el medicamento hace llegar la quimioterapia directamente a las células cancerosas y las mata.

Todas las pruebas clínicas se realizan con pacientes cuyos cánceres no responden a otros tratamientos, o que han recaído. Damelin dijo que casi un tercio de las pacientes con cáncer de ovario están mostrando una respuesta positiva.

Dyllan dijo que los pacientes en las pruebas en curso para el cáncer triple negativo del seno y el cáncer del células no pequeñas del pulmón también responden bien, aunque no reveló los porcentajes.

Una prueba humana en escala más grande está prevista para comenzar a fines de este año.

Si el nuevo medicamento da resultados podría reemplazar a la quimioterapia estandarizada y el tratamiento sería menos tóxico.

Damelin comentó que este fármaco podría ayudar a pacientes con cáncer de estómago, esófago y próstata, y con un agresivo tipo de leucemia.

Fuente: ShareAmerica

UD. que opina?

¡Compartir es demostrar interés!

UA-51313486-1